El Movimiento Emergente: Discurseando ó Predicando?

2007 Noviembre 25

by Eduardo, SUJETOS A LA ROCA

Predicar es el uso de hermenéutica o exégesis pública. Refleja las interpretaciones bíblicas del predicador, su visión del mundo, su congregación, y su profesión.

El postmodernismo está cuestionando y reconsiderando todo el tipo de eclesiología. En esta entrada vamos a analizar las ideas de otro de los líderes del movimiento, Doug Pagitt, pastor de la iglesia Solomon’s Porch.

Este hombre ha causado un cambio radical en la forma tradicional de predicar. No quiero decir que todas las personas involucradas en este movimiento hayan adoptado el método creado por Pagitt. Este método se llama: Diálogo , y viene de la idea emergente y postmodernista que el sermón no debe corresponder a un hombre hablando en una sóla vía de comunicación, a lo que Pagitt llama discursear en lugar de predicar, sino que la congregación está involucrada en el sermón, contribuyendo con sus propias ideas.

Pagitt ha reconstruído la idea de iglesia, donde el ‘pastor’ se coloca en el centro de la congregación, y se entabla una conversación con las demás personas, comentando pasajes bíblicos, las interpretaciones de cada persona de un determinado pasaje, etc. Esto es ‘dialogar‘ y es lo que Pagitt cree debe ser el sermón de la iglesia-su libro Preaching Re-Imagined).

El Problema de Discursear

Para Pagitt, discursear, como él lo llama es negativo y peligroso. Este hombre dice,

A través del libro, voy a utilizar el término discursear para discutir las maneras en las que predicar se ha degradado a dar un discurso. Yo uso esta palabra para describir una forma de hablar que es inconsistente con los pronósticos que deseamos ver de la predicación, del acto de predicar, que creo es el llamado esencial de la iglesia.”

Lo alarmante es que Pagitt va en contra de 21 siglos de predicación en la iglesia. Según este pastor, la predicación es una enfermedad, y por lo tanto Pagitt desea realizar un transplante, es decir cambiar totalmente la forma de hacerlo. Algunos de los conceptos utilizados por Pagitt para la predicación que conocemos son: “deshumanizante; suficientemente arrogante para presumir que se sabe algo; no es bueno para las buenas noticias; no es el medio para construír comunidades cristianas; mala para la creación de comunidades de fe.”

Para Pagitt lo malo en la predicación es el miedo de los predicadores de estar errados. Pero, no debería un predicador tener miedo cuando se para en el púlpito? No es eso lo que Pablo le dice a Timoteo? Veamos,

Ten cuidado de ti mismo y de la doctrina; persiste en ello, pues haciendo esto, te salvarás a ti mismo y a los que te oyeren.” 1 Timoteo 4: 16

“Te encarezco delante de Dios y del Señor Jesucristo, que juzgará a los vivos y a los muertos en su manifestación y en su reino, que prediques la palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con toda paciencia y doctrina.” 2 Timoteo 4: 1-2

Pagitt critica a uno de los más grandes predicadores del siglo XX, Martin Lloyd-Jones, quien es para hombres como John Piper, el más grande predicador del siglo pasado. En su libro Doug Pagitt critica el temor que menciona siempre Lloyd-Jones cuando estaba frente al púlpito. Pero según el apóstol Pablo, Lloyd-Jones estaba en lo correcto de tener miedo de predicar, debido a que si predicaba algo en contra de las Escrituras, estaba condenado a la ira de Dios.

La Alternativa de Pagitt

Doug Pagitt ofrece un diálogo progresivo como un mejor método para predicar. Este es otro término que él inventó y quiere decir que la cogregación se sienta en un grupo, cada uno con igual oportunidad de hablar/predicar acerca de su propia historia personal con Dios con respecto a un texto bíblico. Pagitt lo describe de la siguiente manera,

El diálogo progresivo involucra el juego intencional con múltiples puntos de vista que llevan a ideas no esperadas. El mensaje va a cambiar dependiendo de quien está presente y qué se diga. Este tipo de predicación es dinámica en el sentido que el progreso de la conversación es determinado en el momento or los participantes.”

En otro de sus libros, Church Re-Imagined, lo describe de la siguiente manera,

En mi iglesia Solomon’s Porch, los sermones no se tratan de extraer por mí, la verdad de la Biblia, para ser aplicada en la vida de otras personas. De muchas formas el sermón es menos un discurso que un acto de poesía–de poner palabras alrededor de las experiencias de las personas para ayudarles a encontrar una más profunda conexión con sus vidas. Por lo tanto nuestros sermones no son lecciones que definen una creencia sino historias que abrazan nuestras esperanzas, ideas y participación.”

Este tipo de sermón, si es que se puede llamar así, permite múltiples puntos de vista de los participantes y puede cambiar dependiendo de la perspectiva de otros. Para Pagitt, el punto inicial de la teología es la comunidad cristiana, de ahí se obtiene la teología, es decir, de las experiencias de los diferentes participantes de esa comunidad. La Biblia participa, no como una autoridad, sino como un miembro más de esa comunidad.

Raíces Filosóficas del Diálogo Progresivo

Uno de los temas recurrentes en el movimiento emergente es “la historia de Dios’, como ellos la llaman. Pagitt cree que contar esa historia en las comunidades de fe es la manera correcta y el impulso adecuado de la iglesia. Por supuesto, de acuerdo al movimiento emergente, la naturaleza de esa historia no siempre es claro. Tienen una visión más pluralista acerca de esta comunidad. Esto lo vemos en las declaraciones de Pagitt,

Ser parte de un mundo pluralista y global es un regalo para la iglesia, pues nuestra misión en el ministerio no es empujar por nuestro clan, sino reconocer y unirnos en la vida de Dios, dondequiera que la encontremos.”

Comentarios como este, nos hacen ver la ideología inclusivista de este movimiento, la cual es alentada en sus iglesias, mediante la idea que todos pueden aprender de las diferentes visiones del mundo de cada persona. Para Pagitt, la ventaja de vivir en un mundo tan diverso como el nuestro es que “tenemos accesos a una gran variedad de formas de comprender, conectarse y crecer con Dios.” Est, por supuesto es negado en la Biblia, la cual nos enseña que sólo la Biblia nos muestra el camino para vivir y conectarnos con Dios a través de Cristo. Pagitt continúa y dice, “Porque cada uno de nosotros tiene una relación personal con Dios, tiene sentido que cada uno de nosotros tenga un entendimiento personal de Dios.”

Lo que es más perturbante es que inclusive los no creyentes están invitados a este diálogo progresivo en la iglesia, y escuchan lo que ellos tienen que decir con respecto a la crianza de los hijos, manejar el dinero, cuidar de nuestros cuerpos, etc. Pueden ver una entrevista acerca del Yoga, en la cual participa John MacArthur y Pagitt, y se darán cuenta de la baja visión de la Biblia de Pagitt, aquí.

En otras palabras, Pagitt lucha por predicadores no creyentes. Pagitt niega las calificaciones espirituales que deben tener los que predican la palabra de Dios (1 Timoteo 3: 1-8). La Bibia, como dijimos anteriormente es otra autoridad dentro de la comunidad de la iglesia, no la autoridad. Qué dice Pagitt de nuevo acerca de la Biblia? Veamos,

El diálogo progresivo crea una relación en la cual la Biblia se convierte en un miembro vivo de la comunidad…Cuando esto ocurre, la Biblia se convierte en parte de la conversación, no un libro muerto del cual extraemos verdades.”

Pero Pedro, hablando con respecto a la Biblia contradice el comentario de Pagitt. Pedro dice, “Tenemos también la palabra profética más segura, a la cual hacéis bien en estar atentos como a una antorcha que alumbra en lugar oscuro, hasta que el día esclarezca y el lucero de la mañana salga en vuestros corazones; entendiendo primero esto, que ninguna profecía de la Escritura es de interpretación privada, porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo.”

Cuando Pedro dice “más segura” quiere decir βεβαιότερον (’más firme’), es decir que debemos confiar más en la Biblia que en las experiencias, porque la Biblia viene de Dios, y no depende de las interpretaciones de hombres, lo cual es estimulado por Pagitt.

Para Pagitt, la Biblia levanta la mano para pedir una oportunidad de expresarse, esperando pacientemente a que se le de la palabra. Sin embargo la historia de la iglesia demuestra que la Biblia es el poder de Dios para la Reforma, reavivamiento y la regeneración de las personas. Pero cuál es el verdadro problema que encuentra con la predicación? Para este hombre es el uso del conocimiento como medio de transformación. Este hombre confiesa,

He sido convencido que nuestra descarriada creencia de que el cambio en la vida puede venir a través del conocimiento adquirido a través de la educación ha fallado en el compromiso radical hacia la vida en armonía con Dios y la manera en que fuimos llamados por Cristo.”

Este conocimiento impotente según Pagitt, es la información presentada por un predicador sacada de la Biblia. Pero para los evangélicos este conocimiento se basa en el conocimiento de Dios obtenido directamente de la Biblia (2 Pedro 1: 2-3; Juan 17: 3). Todo el libro de Proverbios declara que el conocimiento no es sólo invaluable, pero además esencial para el crecimiento de la fe.

Es el Diálogo Progresivo Bíblico?

En la Biblia hay escasas palabras en hebreo que impliquen ‘predicar’. La palabra nataph מאה significa ‘derramar’, ‘profetizar’ o ‘predicar’. En Eclesiastes qohelet es utilizada siete veces para decir ‘predicador’. El Nuevo Testamento utiliza unos catorce términos para ‘predicar’, pero los más comunes son euangelizo ευαγγελιςω que lleva la idea de ‘anunciar las buenas nuevas’; y el término kerysso κηρυοοω que traducido quiere decir ‘proclamar, dar a conocer, predicar, proclamar un evento’. Los apóstoles se veían ellos mismos como los profetas del Antiguo Testamento, es decir que traían el mensaje de Dios a los hombres a través de sus palabras. Todo el libro de Hechos de los Apóstoles contiene cientos de sermones, de Pedro, Pablo, etc, los cuales proclamaban, o para utilizar las palabras de Pagitt, discurseaban proclamando la verdad de Dios.

Además Pagitt demuestra su ingenuidad o quizás malintencionadamente dirige erróneamente a su público, aduciendo que la predicación es una mala forma de pedagogia eclesiástica y que es un producto de la cristianidad del Renacimiento, ignorando toda la historia de la iglesia. Qué hace Pagitt con los sermones de Jesús, Pablo y los demás apóstoles, que según su visión son discursos? Qué hace con Policarpo (68-160 d.C), Ignacio (30-110 d.C), Clemente (50-100 d.C), Justino Mártir (120-190 d.C), Tertuliano (170-240 d.C), Ambrosio (340-397 d.C), Agustín (354-430 d.C), Crisóstomo (347-407 d.C), Anselmo (1033-1109 d.C), John Huss (1349-1384 d.C), etc, etc, etc. Toda la historia demuestra que la predicación del evangelio de Dios es la proclamación de la verdad que sale de la Biblia, la cual ha sido tomada como la autoridad de la Iglesia, y ha traído por la verdad que enseña, a millones de hombres a los pies de Dios. Pagitt ignora la historia, y utiliza métodos no convincentes que contradicen no solo la historia, sino también la Biblia.

El punto de esta serie es hacer notar el deseo de los líderes de este movimiento: reconstruír el evangelio de Dios y además cambiar la forma en que la iglesia se desarrolla en nuestras comunidades. Seamos temerosos de Dios, pues de ahí viene la verdadera sabiduría (Proverbios 1:7), y tengamos discernimiento. Si desean más información, no duden en contactarme para enviarles la literatura respectiva.

A %d blogueros les gusta esto: